fbpx

Costa Rica, Un Ejemplo de La Importancia del Turismo Sostenible

El turismo cada día se enfrenta a nuevos retos, tecnologías y avances que si bien benefician y mejoran la experiencia de los viajeros, exige a los actores de la industria el conocimiento constante de las nuevas tendencias y nuevos perfiles de turistas con necesidades cada vez más específicas.

De acuerdo con una encuesta realizada a inicios del año por el sitio Booking.com, los Millennials y la Generación Z buscan cada vez más experiencias basadas en la sostenibilidad. Hablamos de viajeros que cuestionan las prácticas ecológicas no sólo de los hoteles donde se hospedan sino de los destinos que visitan, toman decisiones motivadas por su creciente interés por la conservación ambiental y están dispuestos a explorar opciones que les permitan un contacto más cercano con la cultura local. 

Ahora bien, ¿qué es exactamente el Turismo Sostenible y por qué representa una de las principales tendencias actualmente?

De acuerdo con la OMT, el turismo sostenible puede ser definido como: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Su importancia radica específicamente en la necesidad de contribuir activamente con la conservación del patrimonio cultural y el medio ambiente natural de un país, es además uno de los medios que tenemos los seres humanos para salvar nuestro planeta. 

El desarrollo de proyectos turísticos que cumplan con la tarea de mitigación del cambio climático, así como un desarrollo que incluya todos los estratos sociales, es uno de los elementos más importantes a considerar cuando se habla de turismo sostenible. 

Si bien tomar en cuenta estas consideraciones en favor de un turismo sostenible conlleva beneficios para todos los países, incluidos México y Latinoamérica, ignorar esta tendencia podría ser muy costoso ya que las zonas más afectadas por el cambio climático es el Caribe, mientras que fenómenos climáticos extremos como ciclones, inundaciones, sequías, entre otros, no distinguen división política y podrían obligar a los habitantes de pequeñas ciudades a optar por la migración. 

De hecho, los efectos del calentamiento global ya son visibles en toda la región del Caribe y es muy probable que nosotros mismos hayamos sido testigos de esos efectos en nuestras propias comunidades. 

Para quienes además dependemos del turismo, es aún más grave porque los recursos con los que contábamos una vez ahora son inciertos, las temporadas de arribo de ciertas especies se han visto afectadas debido, precisamente, al cambio climático, esto por mencionar un ejemplo de varios. 

Costa Rica y el ejemplo que representa para Latinoamérica 

Costa Rica es uno de los países más importantes en turismo sostenible pues han sido uno de los primeros en entender que si su principal atractivo es la naturaleza, entonces esa es su prioridad. Este pequeño país entró al 2019 reafirmando su plan para liberarse por completo de los combustibles fósiles cuando además, logró batir su propio récord de 300 días consecutivos con electricidad generada por energías renovables, convirtiéndose así en una referencia a nivel global.

Las condiciones de Costa Rica son favorables en muchos sentidos, pues es un país con grandes posibilidades para la creación de energía sustentable que cuenta además con políticos que han comprendido la importancia de luchar contra el cambio climático y ciudadanos que se han involucrado de manera consciente y activa en el tema.

Actualmente Costa Rica aspira a ser la primer nación carbono neutral en el 2021, la descarbonización es de hecho ‘la gran tarea de nuestra generación’, así la calificó Carlos Alvarado, Presidente de Costa Rica quien además busca abolir el uso de combustibles fósiles en su economía para dar paso al uso de energías limpias y renovables. 

Sin embargo, no se trata de un programa recientemente implementado, Costa Rica lleva varios años consciente de su vocación. 

Desde los años ochenta, comenzaron con la labor de conservación ecológica a través del financiamiento de parques nacionales y áreas protegidas, así como inversión en instituciones ambientales, proyectos de educación, ecoturismo y manejo sostenible de bosques y selvas. 

De acuerdo con el Instituto Costarricense de Electricidad, la ley que hoy en día provee de energía a casi toda la población, y es generada con fuentes renovables tiene casi 70 años y se trata de una iniciativa que habla de inclusividad sin dejar de ser responsable con el medio ambiente.  

Con iniciativas y esfuerzos creados en favor de la conservación ecológica y el desarrollo sostenible, Costa Rica califica como un país consciente de su riquezas. Algunas de las iniciativas a destacar son: la Ley del Fomento Turístico Rural-Comunitario a través de la cual se busca “que las personas habitantes de las comunidades rurales procuren la gestión de su propio desarrollo y que participen en la planificación y el aprovechamiento de los recursos naturales de manera sostenible, a fin de que les permita una mejor condición de vida”; o La Ruta Nacional de Aves creada por el Instituto de Turismo Costarricense, con el fin de aprovechar de manera sostenible la riqueza que representan las más de 900 especies que viven ahí.  

El país centroamericano ha sido capaz de aprovechar las bondades de las tendencias en el mercado que demandan cada vez más un producto que les permita estar en contacto directo con la naturaleza. Sus estrategias de conservación y promoción natural lo han llevado a ser reconocido como uno de los destinos ecoturísticos más importantes a nivel mundial.

El sitio especializado en viajes TripAdvisor describe a Costa Rica como:

Acogedora, tranquila y progresiva, Costa Rica es uno de los destinos de turismo ecológico más importantes. Al ser casi un cuarto del país parque nacional o zona protegida, son numerosas las posibilidades de explorar las maravillas de la naturaleza. 

Trip Advisor

Lo más interesante es que hoy en día, Costa Rica ha convertido su vocación ecológica en todo un producto ya que además de visitar y conocer sus riquezas naturales, es posible conocer más sobre las acciones tomadas en favor de su conservación a través de la difusión de sus programas entre los visitantes que cada año acuden. 

X