fbpx

El futuro de México está en la industria del Turismo de Aventura y Naturaleza

Dentro de las muchas cosas que tenemos que resolver en nuestro país, están la marginación de muchas comunidades y la acelerada degradación ambiental que está sufriendo nuestro ecosistema. Pero hay una esperanza, ya que la industria del Turismo de Aventura y Naturaleza, realizado de una manera responsable y planificada, puede ayudar a combatir estos problemas.

El verdadero desarrollo económico del país se va a lograr si hacemos que las oportunidades de generar ingresos y formas de subsistir lleguen a esas comunidades que han estado marginadas durante tanto tiempo. Dar apoyos económicos, si bien es un muy buen primer paso y sirve como trampolín, no resuelve en el largo plazo la situación y es más, puede generar otros vicios sociales (clientelismo, dependencia, etc.) sin realmente estar atacando el problema de raíz. Bien lo expresa el dicho popular “dale un pescado a alguien y comerá un día, enséñale a pescar, y comerá toda su vida” y eso precisamente lo que tenemos que hacer con las comunidades que están en la posición más vulnerable, tenemos la responsabilidad de detonarles las oportunidades para que puedan desarrollar actividades económicas que les representen una fuente de ingresos, un medio de subsistencia que les reafirme identidad, orgullo, pertenencia y que al mismo tiempo sea sustentable.

Por otro lado, también es muy claro que el turismo como lo conocíamos hasta hace algunos años (el sobreexplotado modelo de convertir a México en un destino de sol y playa), ya no es sostenible y a pesar de representar una importante derrama económica, también está teniendo consecuencias severas en el ambiente. El daño que la sobre-explotación turística tiene en los destinos, aunado a la saturación en que se encuentran los “destinos típicos”, hacen que las preferencias de los turistas estén cambiando a nivel mundial. La gente ahora prefiere ir a un lugar donde justo escape del ritmo frenético de las ciudades y pueda estar en contacto directo con la naturaleza sin tener que sacrificar comodidad.

México precisamente cuenta con una posición privilegiada si hablamos de naturaleza, ya que es mucho más que un destino de sol y playa;  tiene el potencial de ofrecer una muy amplia gama de escenarios naturales paradisiacos, esta ventaja debe ser aprovechada de manera responsable y sustentable a través del Turismo de Aventura y Naturaleza para que pueda generar los siguientes beneficios:

A los visitantes les permite:

  1. Tener una estilo de viajar más saludable, incentiva la actividad física.
  2. Estar en contacto directo con la naturaleza.
  3. Estar inmersos en el estilo de vida (usos y costumbres) de comunidades que mantienen un apego y respeto por su entorno.
  4. Apreciar la naturaleza así como la cultura para poder valorar y contribuir a su preservación.
  5. Practicar un turismo que no es invasivo ni “depredador”.

Y más importante, a los destinos les permite:

  1. Percibir una derrama económica a la que sólo con las actividades productivas primarias (agricultura, ganadería, etc.) no podrían acceder.
  2. Generar un medio de subsistencia sostenible,  poder ser autosuficientes económicamente y por ende mejorar su calidad de vida.
  3. Desarrollarse pero sin perder el enfoque de conservación del ambiente. En otras palabras, si la visitación que va al bosque o selva les genera un ingreso, no se verán obligados a talar para generar otras fuentes de ingresos.
  4. Tener otras fuentes adicionales de ingresos como: incentivos económicos por la conservación de la biodiversidad. Un ejemplo sería obtener bonos de carbono.   
  5. Poder mantener su entorno, usos y costumbres; ya que es justo lo que les generará orgullo, identidad e ingresos. El intercambio los enriquecerá en muchos ámbitos pero sin afectar “con la mano del progreso” lo que hoy tienen.

Sólo por mencionar algunos beneficios.

En un estudio realizado por la empresa Experiencias Genuinas se observó que precisamente las entidades federativas con un mayor potencial para el desarrollo de actividades de Turismo de Aventura y Naturaleza en México son aquellas que precisamente tienen un mayor número de comunidades en situación de marginación. Por esto, no podemos quedarnos con los brazos cruzados  tenemos que hacer que las cosas sucedan.

No es una tarea fácil, pero no podemos esperar a que el gobierno por si solo venga y haga todo, los que estamos en la industria tenemos la responsabilidad de colaborar juntos y apoyar con capacitación y planes estratégicos aterrizados. En esos planes las comunidades deberán encontrar una opción viable para llevar a cabo y poder profesionalizar a esos destinos que se detonarán. 

Si bien la inversión en infraestructura no es mucha, se deben generar las condiciones y fondear  inversiones que permitan contar con lo mínimo indispensable para poder recibir visitación. Está comprobando que las inversiones en este tipo de Turismo, son inversiones rentables si se ejecutan de manera correcta.

Está claro que esta no es la única forma de afrontar los múltiples retos económicos que tiene el país, sin embargo  en el área de finanzas de ATMEX, creemos que en el desarrollo planeado  del sector de Turismo de Aventura y Naturaleza puede haber un motor económico para muchos, en muchas comunidades.  Con esta industria se podrían generar mejores condiciones económicas en estas localidades y por ende en el país entero.

Desarrollar empresas sociales profesionalizadas en las comunidades, representa derrama económica, auto-suficiencia y  empleos. ¡Generemos a ese grupo de emprendedores que van a tener un impacto positivo en sus comunidades y además van a tener un interés genuino en la conservación de su entorno ya que es justo el pilar de la generación de sus ingresos!

Estos emprendedores no deben recorrer el camino solos, se va a requerir el apoyo de gobierno, diversas instituciones, los que trabajamos en el sector, agrupaciones que los representen y les den fortaleza (hoy hace falta en México una entidad especializada que agremie al sector de Turismo y Naturaleza), instituciones que les otorguen créditos, y de todos nosotros como turistas potenciales. Si encuentran este apoyo, van a poder hacer frente a los múltiples retos que hoy tienen.

Pero por algo tenemos que comenzar, así que ¡manos a la obra!

X