El Regreso a la Naturaleza

Súbitamente nos vemos en medio de un nuevo mundo, que se parece más a como empezó el mundo pasado y nunca tuvimos la oportunidad de verlo nacer. Ponte cómodo, toma un buen café y siéntate a ver el amanecer de una nueva era, donde hoy tú eres parte de la historia.

Esta vez no te toca verlo en documentales o escuchar la historia reconstruida por los antropólogos que nos han ayudado a entender como un día existió un mundo increíble que se fue escondiendo de nosotros en medio de la civilización.

Conversar con amigos, con quienes compartimos la misma visión, este nuevo mundo va a ser un mundo mejor, ya aprendimos la lección de lo que no debemos hacer, ya tenemos mejores ideas de cómo queremos vivir un mundo que no lo destruyamos, sino que lo hagamos mejor cada día. Este deseo de revitalizar nuestro espíritu, tomando el fin de semana para inspirarnos en una visita a un lugar cercano para acercarnos a la naturaleza, a escuchar el correr del agua, el disfrutar lo cristalino del agua, lejos de la contaminación y furor urbano. Esta mentalidad de querer vivir una nueva aventura que nos energice al regresar de nuestro viaje de fin de semana, con la mente llena de recuerdos positivos de que el bosque que caminamos, la fogata que realizamos, la comida que disfrutamos durante el fin de semana ha dejado una huella positiva a nuestro paso. El placer de regresar a casa con una sensación de realización, donde conversamos con la gente de una comunidad que sabe disfrutar la vida a otro ritmo, en medio de una naturaleza sorprendente que ofrece paz y armonía. Esta es la forma de ver el turismo regenerativo. Aprender, de lo importante de la naturaleza en las conversaciones comunales que suceden durante esa rica comida que preparan en el comedor comunal que tiene su sana distancia y permite una convivencia entre los miembros de la comunidad y los visitantes.

Esta experiencia de sentirte parte de la comunidad, cuando solo estas de visita, es la maravilla de la gente que sabe apreciar el mundo en su forma natural. Donde el conocimiento se transmite de boca en boca y llegamos los citadinos a descubrir que no toda la vida es con prisa y urgencia. Que la comida se puede servir en platos que podemos lavar y no en plástico desechables, que cultivar es posible en forma orgánica y que cada árbol que necesitamos lo tenemos que reponer y cuidar para que nuestro entorno sea mejor cuando nos vamos que de cuando llegamos. 

Hoy sustentabilidad no es una palabra de domingo, es la forma que se ha vivido en los lugares donde se aprecia la vida y se cuida todo lo que hacemos para considerar que debemos de hacer mejoras para vivir, no a cambio de un beneficio temporal que genera un sinnúmero de problemas en el futuro.

Piensa como tu realizas un viaje para regenerar tu espíritu y si eres un diseñador de experiencias turísticas, como haces tu experiencia de hacer experiencias una fuente inagotable de ideas para un mundo mejor. Hoy estamos sentados en el asiento del conductor, todos somos responsables de hacer este un mundo mejor.

Previous
Next
Previous
Next

Síguenos:

Contáctanos

Ponte en contacto con el equipo de ATMEX.

Contact Us