Cenotes o Cerdotes: El Anillo de Cenotes, a merced de la industria cárnica

La Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes está ubicada en varios municipios del estado de Yucatán, en la zona del cráter de Chicxulub. Su importancia la llevó a ser reconocida internacionalmente como sitio Ramsar en 2009, y como área natural protegida estatal en 2013

El impacto del meteorito y la formación del Anillo de Cenotes guardan una estrecha relación. Este sitio es único en el mundo; aunque tal distinción pareciera ser irrelevante, pues se ha permitido la instalación de numerosas granjas industrializadas que cada día contaminan el acuífero subterráneo de Yucatán irreversiblemente.

Ilustración 1 Granjas porcinas y Sitios de Importancia para la Conservación. © Greenpeace

La Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes colinda con la Reserva Ecológica Municipal Cuxtal; cuenta con 24 ecosistemas kársticos y abarca total o parcialmente trece municipios del Estado de Yucatán. Dentro de esta reserva se encuentra el Área Natural Protegida Estatal Lagunas de Yalahau, refugio de fauna amenazada con 4 lagunas y más de 200 cenotes. 

Ilustración 2 Poligonos de la Reserva Municipal Cuxtal, Reserva Estatal Anillo de Cenotes y ANP Lagunas de Yalahau

En 2013 el polígono de la Reserva Anillo de los Cenotes fue reconocida como un Área Natural Protegida Estatal  con el propósito de distribuir de forma equitativa los beneficios derivados de los servicios, particularmente hidrológicos, de los ecosistemas contenidos en su territorio. Su problemática más común es la extracción sin control de agua, agravada por la deforestación, el sobrepastoreo, las quemas agrícolas no controladas, el crecimiento urbano en zonas inundables y la destrucción de manglar; además de que el sistema hidrogeológico está expuesto a la mala gestión del drenaje urbano e industrial, escurrimientos de agroquímicos y aguas negras provenientes de las granjas industriales. 

La actividad porcícola es predominante en el Estado de Yucatán, y se ha dado un crecimiento acelerado en la población de cerdos. Sin embargo, las descargas residuales que genera esta actividad y el volumen exponencial que se va acumulando con el crecimiento acelerado impide prevenir la contaminación del acuífero que se intercomunica subterráneamente en toda la Península. Un diagnóstico elaborado en 2016 por el Instituto Municipal de Planeación de Mérida para el Programa Municipal de Desarrollo Urbano Visión 2040 determinó que seis corporaciones  acaparan el comercio de cárnicos, de origen porcino o aviar y sus granjas no cuentan con sistemas de tratamiento de residuos sólidos o líquidos, lo cual constituye una fuente de contaminación imposible de revertir.

Ilustración 3 Aptitud territorial para el desarrollo de la porcicultura © Bautista, Aguilar. AMEK

La protección de este patrimonio no solo de la humanidad sino del planeta entero ha recaído en la sociedad civil organizada, y con la ciencia de su lado luchan por frenar las mega granjas, ante la impasividad de los tomadores de decisiones. Tal vez sea porque los beneficios económicos parecieran rebasar los contratiempos ambientales; pero valdría la pena analizar qué tanto están siendo redistribuidos los ingresos monetarios de las granjas entre las poblaciones afectadas.  

Ilustración 4 Vista aérea granja porcina de Homún,  en suspensión de actividades por principio precautorio. © Greenpeace

En un litigio que comenzó en 2016, habitantes de la comunidad de Homún, en Yucatán ha intentado frenar la expansión de las granjas porcícolas dentro de su territorio, ubicado dentro del polígono de la Reserva Estatal Hidrogeológica Anillo de los Cenotes; y aunque han conseguido la suspensión de actividades en una de las granjas, no se ha logrado la cancelación de futuras empresas, o la reubicación de las granjas industriales que ya operan en terreno vulnerable. 

Una vez que el sistema hidrogeológico comience a contaminarse, la intercomunicación de sus conductos subterráneos favorecerá la propagación de los contaminantes, alterando irreversiblemente toda la cuenca hidrológica de la cual millones de personas, y millones más de especies animales y vegetales dependen cada día.

Ilustración 5 Vulnerabilidad del Acuífero a la Contaminación y Población Porcina © Francisco Bautista, AMEK

Partiendo de la idea de que por cada granja de 50 mil cerdos se generan 75 toneladas de excremento al día, sin contemplar el volumen de aguas residuales que se generan al bañar a los animales una o dos veces al día según se requiera, así como también el aseo de sus espacios de confinamiento y considerando que ninguna de estas empresas o los municipios donde se ubican cuentan con sistemas de tratamiento de aguas, pareciera que instalar mega granjas en este lugar no sería una opción; sin embargo, técnicamente nada impida que esta industria se establezca en esta zona; y no hay medidas de mitigación que justifiquen la operación comercial de estas empresas a expensas de la contaminación del agua subterránea, la única fuente de agua disponible en toda la Península de Yucatán. 

Ilustración 6 Cenote X’batun, © cenotes.net

Por ahora, lo único que se ha logrado es frenar las operaciones de una de las granjas que se instaló dentro de la Reserva Hidrogeológica Anillo de Cenotes mediante la suspensión de una juez de distrito en una causa iniciada por seis menores y sus madres, en principio precautorio; es decir, que antes de que el daño suceda se debe recapitular la instalación de la granja. 

La contaminación del acuífero por las granjas porcícolas no es una especulación, o una exageración, en muchos lugares ya es una realidad. Es alarmante que la zona más densamente contaminada coincida con el territorio de la Reserva Hidrogeológica Anillo de Cenotes, sitio de importancia mundial por su papel en la transición entre el mundo de los dinosaurios y el nuestro.

Ilustración 7 Densidad de contaminación porcina de los Municipios de Yucatán (kg/km2). © Méndez Novelo et al.

Al ser cuestionado por el diario El País sobre el porqué autorizó este proyecto, el secretario de medioambiente de ese estado de 2013 a 2019 argumentó que no contaminaba más una granja que todas las casas sin drenaje; y aunque sí requiere que a nivel peninsular se dote de drenaje municipal a los domicilios y comercios, de forma urgente, agregar a la ecuación el equivalente de aguas negras de cuatro millones de personas por cada granja de 50 mil cerdos no ayuda a prevenir la contaminación del acuífero. Esta suspensión será revisada por la Suprema Corte de Justicia. Será la primera vez que la Corte se pronunciará sobre el principio precautorio. Sin el respaldo de las instituciones, la sociedad civil organizada ha tenido que realizar los análisis necesarios para determinar la verdadera viabilidad de la industria porcícola en el estado. 

La organización Greenpeace llevó a cabo un diagnóstico junto con un académico de la Universidad Autónoma de Campeche, en el que se determinó que de las más de 250 granjas porcícolas en la Península de Yucatán, casi la mitad están ubicadas en regiones que se consideran sitios de atención prioritaria para la conservación de la biodiversidad. 20 granjas se encuentran en sitios de conservación y más de 100 en sitios de restauración de los cuales el 65% es considerado un lugar de prioridad extrema. También se documentaron casi 50 granjas instaladas dentro de los polígonos de cuatro Áreas Naturales Protegidas y una dentro del polígono de un Sitio Ramsar, en la Laguna de Términos, en Campeche; 36 se ubican en el área del Anillo de Cenotes, cuatro dentro de la Reserva Municipal Cuxtal y dos dentro de la Reserva Biocultural del Puuc. Además, del total de las granjas, sólo 22 de 257 cuentan con su respectiva manifestación de impacto ambiental. 

Ilustración 8 Vista aérea de una granja porcina en Yucatán y su mal control de aguas negras. © Mercy For Animals

El sistema hidrogeológico de Yucatán es sumamente complejo, y la formación del cráter de Chicxulub, las fracturas de Ticul y Holbox definen en gran medida hacia donde fluye el agua subterránea. Conforme los avances tecnológicos nos permiten realizar investigaciones y mediciones para comprender mejor este sistema, se han desarrollado varias hipótesis y se han podido comprobar conexiones entre sistemas que antes se consideraban autónomos. El entramado de cuevas, cavernas, o simples oquedades es demasiado complejo para describirlo con palabras; pero se está trabajando arduamente para mapearlo, documentarlo y analizarlo. Sin embargo, la desconexión existe entre los exploradores y académicos que estudian el sistema hidrogeológico y los empresarios y tomadores de decisiones que por omisión o negligencia no comprenden lo que hay un metro debajo del suelo que pisamos. 

 Ilustración 9 Anillo de Cenotes, Fracturas de Ticul y de Holbox © Torrescano Valle/Folan.

 La carencia de plantas de tratamiento en toda la Península es alarmante. Sólo se pueden encontrar pequeñas plantas en Mérida que atienden a los fraccionamientos residenciales que las construyen; y una red de drenaje y alcantarillado básica en las ciudades de Cancún y Playa del Carmen. La gran mayoría de las aguas residuales de origen doméstico son gestionadas de forma individual por los usuarios, lo que implica una deficiencia en los procesos; como el uso de fosas sépticas mal construidas, drenaje directo al subsuelo sin tratamiento, biodigestores mal conectados y una larga lista de intentos fallidos por resolver un problema que las autoridades municipales, estatales y federales deberían estar trabajando por resolver. 

Ilustración 10 Tratamiento de Aguas Residuales Municipales, 2016 © SEMARNAT

A pesar de las características de alta permeabilidad del suelo de la Península de Yucatán se han tomado pocas decisiones informadas ante la urbanización, el crecimiento poblacional, la detonación del turismo y la predominancia de las actividades económicas poco compatibles con el suelo yucateco como son la agricultura intensiva y la industria cárnica, además de la creciente industria de extracción de material pétreo para construcción; lo que en conjunto está causando un deterioro severo en los ecosistemas, y en las reservas de agua potable de la región, la cual almacena la mitad del agua disponible a nivel nacional. 

Para producir cada kilo de carne de cerdo se requieren 6 mil litros de agua y 3.5 kilogramos de granos. Las granjas de cerdos generan el equivalente a más de cuatro millones de personas. Los municipios de Conkal, Tekantó, Abalá, Muxuxupib, Cacalchén y Kanasín, son los que generan la mayor concentración de kg de desechos generados en granjas porcinas por km2. Su cercanía con la ciudad de Mérida multiplica el riesgo tanto de contaminación de las aguas subterráneas, como de consumo de agua contaminada. La falta de drenaje en la Península de Yucatán está comenzando a ser un grave problema de salud pública.

Ilustración 11 Cenotes muestreados con presencia de E.Coli © Violeta Nava

Aunque la derrama económica del turismo como sector económico es importante, la aportación del ecoturismo o turismo comunitario que sustenta a los ejidos cercanos al Anillo de Cenotes es ínfima comparada con los ingresos que genera cualquier granja animal. Si analizáramos cuántos de estos ingresos económicos son acaparados a nivel corporativo, cuánto volumen producido se exporta y cuánto es para consumo local; o cuantos ingresos se reflejan directamente en el bienestar de la población local y se invierten en la conservación del equilibrio ambiental; veríamos que la balanza se inclina hacia beneficiar solamente a las corporaciones insosteniblemente. 

Tristemente, la atención que captó la mega granja de Homún es sólo un pequeño atisbo de la realidad que enfrenta la población Maya, que nuevamente ve grandes capitales comprar voluntades desde el comisario ejidal, el presidente municipal, el secretario de medio ambiente estatal, y todos aquellos tomadores de decisiones que pueden ser manipulados durante su tenor como funcionarios públicos. 

Como antecedente, la comunidad Maya de San Antonio Chel solicitó un amparo  en contra de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado de Yucatán, el Municipio de Hunucmá y la Comisión Nacional del Agua por permitir que la granja instalada en su territorio operara sin permisos, vertiendo desechos de ganado a los ríos subterráneos que se encuentran debajo de sus instalaciones, y acumulando el excremento diario de mil vacas directamente sobre el suelo. 

Cuando el Juzgado Segundo ordenó como medida cautelar que las autoridades intervinieran, la SDS ordenó el cierre de la granja; sin embargo, el Organismo de Cuenca Península de Yucatán de la Conagua no realizó la inspección y concedió todos los permisos de perforación de pozos y descargas a la empresa; posteriormente el Juzgado sobreseyó el caso y lo dio por concluido sin pronunciarse acerca de si las autoridades violaron o no los derechos humanos de los pobladores; argumentando que las violaciones habían cesado al encontrarse cerrada la granja. Los daños causados por la granja no fueron mitigados, el excremento permanece, contaminando el agua local. Al sobreseer el juicio, el Juzgado no se pronunció sobre las violaciones a derechos, ni consideró que los daños ambientales ocasionados deban repararse.

Ilustración 12 Vista Aérea, Granja de San Antonio Chel. Supendida pero no saneada. © Veinte Veinte Visión Ciudadana

El revuelo que ha causado el amparo que han solicitado seis menores y sus madres en Homún no parece reflejar que no solo esta mega granja causará contaminación irreversible a la fuente de agua potable local, sino todas las que existen. El hecho de que una juez de distrito haya dictado la suspensión y desde el sector público se defienda el derecho de la granja a operar no ayuda a comprender la verdadera magnitud del problema que la contaminación del agua por heces fecales de cincuenta mil cerdos por granja representa. 

Que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie por primera vez respecto al principio precautorio del amparo, prevenir antes que lamentar, abona a la incertidumbre del futuro del sistema hidrogeológico peninsular. A la fecha, pobladores de 21 comunidades mayas, de Campeche, Yucatán y Quintana Roo han presentado una denuncia ante las autoridades federales solicitando la cancelación de permisos y el cumplimiento de la legislación mexicana, recalcando que no se llevaron a cabo las consultas correspondientes a estos proyectos, a las que tienen derecho por ser comunidades indígenas. Además, el daño ambiental de sus territorios está causando el deterioro de sus recursos naturales, principalmente el suelo y el agua. 

Ilustración 13 Cenote Noh Mozón, Homún Yucatán, Reserva Geohidrológica Anillo de Cenotes © Cenotes.net

Como sector turístico debemos solidarizarnos con las comunidades que, aunque son ambientalmente muy valiosas, apenas subsisten con sus proyectos ecoturísticos o de autoconsumo; y debemos exigir a las autoridades competentes que no lucren con proyectos efímeros que causarán un daño permanente en un ecosistema tan frágil e importante como es el subsuelo yucateco. Solo así lograremos la preservación de la biodiversidad en la península. Está en cada uno de nosotros decir “preferimos los cenotes a los cerdotes”.

Referencias:

Aguilar, Y., Bautista, F., Mendoza, M. E., Frausto, O., Ihl, T., Delgado, C. (2016b). IVAKY: índice de la vulnerabilidad del acuífero kárstico yucateco a la contaminación. Revista Mexicana de Ingeniería Química, 15, 913-933. http://www.redalyc.org/pdf/620/62048168021.pdf 

Andrade Gómez, L (2019) Análisis hidrogeológico y evaluación del cambio climático en el Anillo de Cenotes a partir de modelos numéricos multiescalas y técnicas de downscaling climático. CICY, A.C. https://cicy.repositorioinstitucional.mx/jspui/bitstream/1003/1575/1/PCB_D_Tesis_2019_Luisa_Andrade_Gomez.pdf 

Bautista F. Aguilar, Y. (2021) Evaluación de la aptitud de tierras para el desarrollo de la porcicultura a escala regional en Yucatán, Tropical and Subtropical Agroecosystems 24 (2021): #34 México. https://www.researchgate.net/publication/348590371 

Beltrán Cortés, M. (2021) Ka’anan Tso’onot, Guardianes de los Cenotes: la batalla de Homún contra la industria porcícola y el significado del agua. Veinte Veinte Visión Ciudadana, sitio web. 07/05/2021. https://www.veinteveinteyucatan.com/2021/05/07/kanaan-tsonot-guardianes-de-los-cenotes-la-batalla-de-homun-contra-la-industria-porcicola-y-el-significado-del-agua/ 

Casillas, K. (2021) Seis niños contra 49.000 cerdos. Diario El País Edición México. Homún (Yucatán)  27 ABR 2021 – 09:56 EST https://elpais.com/mexico/2021-04-27/seis-ninos-contra-49000-cerdos.html 

De Alba, J.I. (2020) Granjas de cerdos para alimentar a China invaden la Península de Yucatán – sitio web Pie de Página. 11 noviembre, 2020 https://piedepagina.mx/granjas-de-cerdos-para-alimentar-a-china-invaden-la-peninsula-de-yucatan/ 

De los Ríos E. (2020) La contaminación de granjas porcinas industriales, el ejemplo de Yucatán. https://www.researchgate.net/publication/342886500 

Drucker, A., Semerena, R., González, V., & Rueda, S. (2003). La industria porcina en Yucatán: Un análisis de la generación de aguas residuales. Problemas Del Desarrollo, 34(135), 105-124. http://www.jstor.org/stable/43839065 

Haz Ruido (2019) Con Drones, exhiben contaminación de mega granjas en Yucatán, 4 de agosto de 2019. https://www.hazruido.mx/reportes/con-drones-exhiben-contaminacion-de-megagranjas-en-yucatan/ 

Haz Ruido (2021) Juzgado deja impune daño ambiental provocado por megagranja, https://www.hazruido.mx/reportes/juzgado-deja-impune-dano-ambiental-provocado-por-megagranja/  

Instituto Municipal de Planeación de Mérida (2016) Programa Municipal de Desarrollo Urbano Visión 2040, Primera Versión, Nivel Antecedentes, Condiciones Ambientales, Gobierno de Yucatán 2016. http://www.merida.gob.mx/municipio/portal/especiales/pmdu/pdf/03CondicionesAmbientales.pdf 

Lazo, V., Rendón, J. (2020) La carne que está consumiendo al Planeta. Greenpeace-Universidad Autónoma de Campeche. https://www.greenpeace.org/static/planet4-mexico-stateless/2020/05/0dad8ed4-resumen_granjas_web.pdf 

Méndez Novelo, R. et al (2009) Estimación del potencial contaminante de las granjas porcinas y avícolas del estado de Yucatán  / Ingeniería 13-2:13-21. https://www.redalyc.org/pdf/467/46713053002.pdf 

Monroy Ríos, E. (2018) Rebelión en la granja. Karst Geochemistry and Hydrogeology. Northwestern University. Evanston, Il. https://sites.northwestern.edu/monroyrios/entradas-en-espanol/granja_homun/

Nava Galindo, V. (2015) Percepción, conocimiento local y descripción de la calidad el agua de cenotes de interés turístico y recreacional. Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, Unidad Mérida, Departamento de Ecología Humana. Tesis de Maestría. Directora Dra. Almira Hoogesteyn Reul. https://www.mda.cinvestav.mx/FTP/EcologiaHumana/maestria/tesis/13TesisNavaV15.pdf 

Pradilla, A. (2020) Espacios naturales ocupados y agua contaminada: las irregularidades de las granjas porcícolas en Yucatán.  Animal Político, sitio web, Grupo Editorial Criterio, 12 de mayo de 2020. https://www.animalpolitico.com/2020/05/irregularidades-granjas-porcicolas-yucatan-greenpeace/ 

Torrescano Valle, N. (2015) Physical Settings, Environmental History with an Outlook on Global Change Chapter 2. November 2015 en Biodiversity and Conservation of the Yucatan Peninsula. G.A. Islebe, S. Calme, J. L. Leon-Cortes, B. Schmook, Editors. Springer. DOI: 10.1007/978-3-319-06529-8_2 https://www.researchgate.net/publication/284189664_Physical_Settings_Environmental_History_with_an_Outlook_on_Global_Change 

Previous
Next
Previous
Next

Síguenos:

Contáctanos

Ponte en contacto con el equipo de ATMEX.

Contact Us